Nace la cocina fantasma en Valencia

Nace la cocina fantasma en Valencia

Adaptarse o morir, a esto tiende cualquier sector y más el de la hostelería en estos tiempos. Pero estos dos jóvenes, Juan Mossi y Alejandro Sepulcre de 23 y 22 años respectivamente, han ido buscando los últimos años un toque de espectáculo en torno a la comida y la bebida, crearon eventos de foodtrucks, de cerveza artesanal y sus propias foodtrucks para eventos externos. 

Ahora, en plena pandemia, se atreven a reinventarse y han creado la primera cocina fantasma en Valencia que inaugurarán el próximo 13 de Noviembre, un nuevo concepto de cocina que nos van a explicar ellos mismo en esta entrevista que hicimos en su nuevo local, todavía en fase de acondicionamiento, ubicado en Benimaclet.

 

Contadnos, ¿qué es una cocina fantasma?

Una cocina fantasma o dark kitchen, es un espacio donde uno o varios restaurantes preparan su oferta gastronómica exclusivamente para el reparto a domicilio (delivery) o para recoger (take away). 

Esto supone una ventaja para los profesionales de la gastronomía que quieren emprender su propio restaurante digital, para cadenas que quieren probar de forma rápida nuevos mercados y marcas ya existentes que quieren un espacio para asumir la parte operativa de sus servicios de delivery.

Para el cliente supone tener diferentes ofertas gastronómicas creadas por profesionales especializados en la misma, asegurando su calidad y experiencia. A parte de la comodidad de poder pedirlo desde casa mediante su aplicación favorita de delivery (UberEats, JustEat, Glovoo, Deliveroo, etc). 

lemonfoodlabs

 

¿Cómo se os ocurrió la idea? 

Llevamos 3 años haciendo eventos de foodtrucks por la Comunidad Valenciana, bajo la marca @gastronetas, llevábamos un tiempo queriendo montar un espacio físico diferente y estudiando posibles tendencias, comenzamos a contemplar la idea de meter en un mismo espacio a diferentes cocineros que conocemos y sabemos de la calidad de su oferta. 

Con la situación actual, nos ha permitido invertir el tiempo en un negocio que parece que está cada vez más de moda. 

 

¿Qué valor diferencial aporta y cómo lo habéis validado?

Para una persona que se dedica profesionalmente a la cocina y tiene la idea de montar un negocio propio Lemon FoodLab es un buen comienzo, la reducción de inversión y de riesgos es muy considerable, al igual que la reducción de gastos de personal atendiendo mesas y la competitividad en los precios gracias a la bajada de costes

 

¿Qué ha sido lo más difícil?

La verdad es que es todo un reto montar un negocio nuevo del que todavía no existen regulaciones específicas en tema licencias, regulaciones, etc. Probablemente eso le ha añadido un “plus” de dificultad, aunque emprender nuevos negocios siempre tiene ese componente de no conocer al 100% los pasos que debes de dar.

 

¿Cuál es vuestro próximo objetivo o que os gustaría hacer?

Actualmente el local que estamos lanzando cuenta con dos cocinas, lo cual está bien para un inicio, pero nuestro objetivo es crear un espacio que albergue de ocho a doce cocinas en Valencia y posteriormente abrir en otras ciudades, para poder conectar a las marcas en una red de cocinas fantasma a nivel nacional.

 

¿Cómo creéis que leinn os ha ayudado a realizar este proyecto?

Lemon Foodlab es un solo un paso más en nuestra carrera como emprendedores, no se diferencia mucho a nivel interno en cómo se trabajaba antes. Dentro de leinn hemos podido forjar una cultura de aprendizaje continuo y trabajo en equipo además de la experiencia adquirida desarrollando proyectos tanto a nivel nacional como internacional.     

 

cocina fantasma valencia lemonfoodlab

¿Dónde os podemos encontrar? 

De forma física el primer local se encuentra en Benimaclet, Valencia (c/ Barón de San Petrillo 6), y online puedes encontrar a la primera marca @topwings_es estará en las principales plataformas de venta de comida delivery (UberEats, JustEat, Deliveroo y Glovo), en la página web www.lemonfoodlab.com y en los canales de Instagram y Facebook.

 

Si pudieras dar un consejo a jóvenes emprendedores como tú que están pensando en dar el paso, ¿Qué les dirías?

Que tengan muy claro cuales son sus pasiones y con que disfrutan en el día a día. Que controlen muy bien la viabilidad del proyecto y su validación, que conozcan muy bien sus puntos fuertes y débiles para poder reforzarse con ayudas externas si es necesario y que sean extremadamente exigentes con sus metas y la forma de llegar a ellas.